El portavoz socialista considera que ha llegado la hora de que el Ayuntamiento adquiera un compromiso con las 30 familias de la barriada de Tulio o Fuente Caballero.

Para el PSOE, el Ayuntamiento de Badajoz no puede dar la espalda a estos vecinos como hace 30 años porque las necesidades de salubridad no son las mismas que en los años 80 y hay un derecho ciudadano al agua limpia en las casas.

LA FALTA DE AGUA POTABLE ES LA MAYOR DE LAS POBREZAS. A primeros del pasado mes de mayo el portavoz socialista, Ricardo Cabezas, pidió al alcalde que la barriada de Tulio recibiera agua potable en plena pandemia. El 11 de mayo se repartían bolsas de agua a las 100 personas que allí viven (unas 30 familias). Pero el edil socialista tiene claro que hay que ir más allá, que no estamos en en los años 80, y que la sociedad y la ciudad de Badajoz han cambiado. Que uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, el objetivo número 6, es el acceso a agua limpia y saneamiento. Al menos el agua debe ser potable cuanto antes en esta barriada. El acceso al agua limpia es un derecho de la ciudadanía. Así lo recoge la resolución 64/292 de la Asamblea General de la Naciones Unidas. El 0,1% de la población española no tenía agua potable en sus casas hace más de una década (2008), ahora ese dato ni se ofrece.

EL PP SE COMPROMETIÓ A LLEVAR EL AGUA EN 2016. En el pleno del 12 de enero de 2016, donde se votó por unanimidad pedir la Estrategia DUSI y donde se relacionaron algunas de las propuestas a incluir, el entonces concejal portavoz del PP, Germán López Iglesias, dijo: “Y con respecto a las barriadas les ha contestado ya el Alcalde a la mayoría, las cosas que no estén metidas aquí, a nivel del Ayuntamiento, pues seguro que el Ayuntamiento tendrá esa generosidad y tendrá esa sensibilidad con esas barriadas, como es Tulio, /…/, que seguramente podremos hacer actuaciones que si no están previstas en el programa, a través del Ayuntamiento, porque ya se encargarán ustedes de recordárnoslo. Nada más, muchas gracias , y sobre todo, daros las gracias por el apoyo del Pleno municipal”.

RICARDO CABEZAS Y UNA SOLUCIÓN DE LEGALIDAD. Por ello Ricardo Cabezas señala que “en 2020, una barriada de nuestra ciudad como es la de Tulio no puede estar sin agua potable, a partir de ahí tenemos que dar una solución de legalidad. Utilizar los fondos europeos DUSI en llevar agua potable a las casas de la barriada de Tulio es una opción. Y pido estudiarla con detenimiento, con seriedad. Pero ya nos dice la ONU que el acceso al agua potable en las casas es un derecho de la ciudadanía. La falta de agua potable es la mayor de las pobrezas y ahí no podemos estar sin sentir vergüenza colectiva”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad