El líder socialista reprocha al equipo de gobierno que muchas ciudades de España ya han implantado ayudas directas a comercio, hostelería y pymes y aquí se va con mucho retraso.

Cabezas recrimina a Fragoso que no se abra a celebrar una reunión para ir todos juntos en medidas por el bien de la ciudad y lamenta que no encaje la crítica, ni las propuestas de otros.

LA HOSTELERÍA Y COMERCIO PACENSE ESPERAN AYUDAS DE SU AYUNTAMIENTO. Ricardo Cabezas ha afirmado que tanto Fragoso como Gragera no ha hecho nada a día de hoy por el comercio y la hostelería de la ciudad. Asegura que en otras ciudades se han adelantado a los problemas que iban a llegar en las diferentes fases, aquí se está “mirando a la luna de Valencia, o a Madrid o a la Junta o a Portugal, deje de mirar a Madrid, céntrese en lo que usted tiene, utilice las herramientas que usted tiene a nivel local y dé soluciones concretas y certeras a nuestros hosteleros, comerciantes y autónomos. Es evidente que hay una falta de reflejos total, de tardanza. En otras ciudades ya están aplicando medidas directas, ¿por qué aquí no, señor Fragoso?”. Pide respuestas excepcionales a tiempos excepcionales “y aquí hay que abrir la hucha de este ayuntamiento, se necesita un plan ambicioso para recuperar la economía local y social, un plan histórico. Tenemos recursos económicos para poder hacerlo”. Considera el portavoz socialista que el ayuntamiento tiene que hacer un esfuerzo para facilitar más veladores a la hostelería, que se puede hacer, “solo hay que hablar menos y trabajar más” y es algo que se está haciendo en otras ciudades de España con absoluta normalidad. No entiende las dudas del alcalde pues si la respuesta es afirmativa a ampliar veladores, “pues adelante”. El edil socialista ha recordado al alcalde su propuesta de crear un observatorio económico para medir las consecuencias del COVID-19 en la ciudad y ser efectivos, o los consejos de Hostelería y Comercio, sin respuesta alguna de alcaldía.

EL ALCALDE NO QUIERE LA UNIÓN DE GRUPOS POLÍTICOS. Cabezas ha destacado en su comparecencia de hoy que el alcalde no quiere que se unan todas las fuerzas políticas para plantarle cara al COVID-19 y por eso no llama al portavoz socialista a pesar de escritos y propuestas de diferente índole presentadas, algo que a su juicio aportaría seguridad y más confianza a la ciudadanía. Señala que nadie entiende en la ciudad que Fragoso no le llame para mantener una reunión. Por eso espera que el edil del PP cambie y entre en razón.

EL ALCALDE NO QUIERE CRÍTICAS. El alcalde dijo hace una semana que estaba abierto a las críticas y a las propuestas, pero lo cierto es que no quiere ni unas ni otras. Ninguna de las críticas que ha realizado el PSOE han sido de su agrado, “porque hasta para eso hay que saber llegar al señor Fragoso, para no ofenderle”, dice Cabezas, que asegura que del regidor solo ha recibido desprecio e insultos como rastrero o carroñero político. Asegura que esos términos no le afectan pero que el alcalde se lo debiera hacer ver.

DOS MESES SECUESTRADA LA SALA DE PRENSA. El portavoz socialista ha denunciado que el alcalde ha tenido dos meses secuestrada la sala de prensa prohibiendo que el Grupo Socialista interviniera en ella. Para los demás una privación de uso y para él un abuso, que no es más que una forma de coartar la libertad de expresión. Una prohibición arbitraria, sin explicar y sin comunicar, algo inadmisible en un país democrático donde se debe respetarse al adversario político.