Badajoz, 22.11.2019 El portavoz socialista quiere un consorcio con futuro, más allá de la idea base, y pide al tripartito que trabaje ya en algo más que un nombre y que dejen el patrimonio fuera de la confrontación política con la que parecen disfrutar. Cabezas, que no admite el no como respuesta, pide que se reconsidere lo votado ayer en la Asamblea de Extremadura y en breve se reunirá con el secretario general del PSOE de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. Desde el PSOE de Badajoz quieren un consorcio del Casco Antiguo, pero quieren que sea con futuro donde se definan qué actuaciones se tienen que acometer y qué problemas hay que solucionar para mimar el casco histórico de la ciudad y su patrimonio. Esto no es pedir un consorcio por pedirlo, como titular mediático, sin más. A juicio de los socialistas se trata de hacer una propuesta seria, algo que no ha hecho el tripartito de la ciudad pues únicamente lo piden y lo piden, sin madurarlo en absoluto. Hay que hacer un planteamiento serio a una necesidad demoledora. Hay que madurar y consensuar cada paso, hay que tener proyección de futuro y una estrategia conocida y reconocida por todos. Cabezas no tiene ninguna duda que habrá consorcio y que la Junta de Guillermo estará ahí, cumpliendo con Badajoz como siempre ha hecho, como conocido es que con Monago en la Junta jamás se lo propuso el alcalde.
Cabezas, como portavoz socialista y secretario general del PSOE pacense, se reunirá en breve con el secretario general del PSOE de Extremadura y presidente de la Junta para hacerle ver la necesidad del consorcio para regenerar el corazón de la ciudad. El edil socialista espera que a partir de la constitución del consorcio del Casco Antiguo, haya un antes y un después en el estado de abandono del centro histórico. Asegura que en el Grupo Socialista no están en la política cortoplacista, en la confrontación sobre patrimonio, sino en una carrera de fondo.
Cabezas tiene claro que “es necesario el consorcio del Casco Antiguo porque el equipo del PP ha demostrado a lo largo de los años que es incapaz de adecentar y poner al día el barrio y mejorar la vida de sus convecinos. Nada. Ahí está el retraso de décadas para intervenir en El Campillo, lo que le ha costado al consistorio cumplir su parte -despues de un retraso injustificable- en el convenio de mantenimiento de la Alcazaba o el mal estado del asfalto y acerado en muchas de sus calles, o la dejadez en el cuidado de las áreas arqueológicas o monumentales”.
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad