BALANCE PRIMER AÑO DE LEGISLATURA. El portavoz socialista dice que Ciudadanos ha pasado de querer un cambio tranquilo a quedarse tranquilo con el cambio. Que el único color político que une a los tres partidos es el dinero de su sueldo.

Para los socialistas la ciudad sigue igual de descuidada, presenta un estado de revista deficiente, con mínimas inversiones.

UN GOBIERNO SIN CAPACIDAD DE AFRONTAR EL FUTURO. Para Ricardo Cabezas la foto de este año no indica el más mínimo cambio con respecto a anteriores legislaturas del PP. A su juicio, el PP ha engullido la acción municipal de los otros dos partidos y no ha dejado ni margen de reacción a Ciudadanos. Parece que la estrategia de Gragera es estar agazapado contando los días que le faltan para ser alcalde y dando por bueno todo lo que hace Fragoso. Para el líder socialista, Ciudadanos traga con todo y no le extraña que Fragoso esté satisfecho por seguir tan unidos. “El éxito no ha sido la gestión. Han impuesto un gobierno gris, continuista y de mínimos. Este gobierno ilusiona menos que chupar una pila, pero lo peor es que los pacenses están notando que no tienen capacidad para afrontar el futuro”, sentencia Cabezas.

NI CAMBIO, NI AUSTERIDAD. TODO POR LA NÓMINA. En campaña, Ciudadanos quería menos liberados y menos asesores, y de ahí ha pasado a incrementarlos. Ciudadanos pregonaba que Badajoz necesitaba un cambio. Un cambio que por supuesto eran ellos. Pues bien, de un Cs que quería un cambio tranquilo han pasado a quedarse tranquilos con el cambio. Los concejales de PP, Ciudadanos y Vox es el equipo de gobierno más caro al frente del Ayuntamiento Badajoz. El único color político que une a los tres partidos, hoy, como hace un año, es el dinero de su sueldo.

ACUERDOS QUE SON PAPEL MOJADO. PP, Cs y Vox tardaron un cuarto de hora en repartirse más de 4 millones de euros en sueldos para toda la legislatura, pero van a tardar más de 75 días en decidir las ayudas a autónomos por el coronavirus, que siguen esperando.

Un año después, los 30 puntos del acuerdo de PP y Ciudadanos, están prácticamente inmaculados. Este acuerdo y los anteriores de la pasada legislatura entre PP y Ciudadanos se escribieron para no cumplirse. Se apuntan los tantos de contenedores soterrados y cableado aéreo, pendientes de 2018 y una década tarde con respecto a otras ciudades.

BADAJOZ SIGUE DESCUIDADA Y CON MÍNIMAS INVERSIONES. Un año después, Badajoz sigue con mínimas inversiones y desatendida. El colmo es que el alcalde presume de tener pendiente 20 millones de euros en obras para la ciudad de años interiores que ahora sí sanearán la economía tras el coronavirus. A eso se llama dar la vuelta a la mala gestión o ddirectamente manipulación y asegura que controlarán las inversiones que se produzcan desde el pasado uno de junio.

El Grupo Socialista tiene contrastado que parques y jardines, asfaltado y acerado siguen presentando deficiencias serias; que Badajoz puede presentar limpias sus calles cuando no hay vecinos en ellas; que sigue el traqueteo de baldosas, pero que todo esto no preocupa al tripartito pues se han vacunado de indiferencia. Por eso siguen presentando tarde la cuenta general, la liquidación, presupuestos, plan de impulso y todo aquello que era seña de identidad negativo del PP de estos años atrás.

NI TRANSPARENCIA, NI PARTICIPACIÓN, NI DIÁLOGO. El equipo de gobierno ha demostrado en este año que desprecia la participación, la transparencia y el diálogo institucional. El PP lleva 25 años sin dirigirse al PSOE para consensuar por el bien de la ciudad. Cabezas recuerda que “hemos intentado hasta la saciedad llegar a acuerdos buenos para el progreso de Badajoz. El alcalde lo ha impedido. De él no me extraña nada, pero que Ciudadanos no le haya corregido y no le haya dicho que esa no es forma de hacer política, es lo que me preocupa”. A su juicio el alcalde se ha echado a perder, le da todo igual y ha perdido todo respeto institucional. Debiera acelerar su marcha por el bien de la ciudad.

NOTA FINAL: UN 3. A Ricardo Cabezas más allá de la nota que les pone le preocupa que Ciudadanos no haya sido un revulsivo para el ayuntamiento, sino más bien se ha acomodado en torno al PP. Lamenta que “Gragera vaya camino de ser una mala copia de Fragoso. Deje de mirarse en el espejo de un perdedor y reaccione”, le aconseja.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad