El portavoz socialista reprocha a Fragoso hacer lo contrario de lo que promete: no impulsar nuevas inversiones, no cumplir las previstas en 2020, no sacar adelante el plan de impulso y no ponerse a redactar el nuevo presupuesto para 2021 en el que espera inversiones por más de 25 millones de euros.

Ricardo Cabezas pide al tripartito más organización, más planificación, una estrategia clara y cumplir con la palabra dada.

INCUMPLIR INVERSIONES Y MAL GESTIONAR. El alcalde ha venido diciendo que en el segundo semestre del año se alcanzarían inversiones por entre 17 y 30 millones de euros para reactivar la economía municipal por el Covid  y ha incumplido la promesa pues las inversiones han sido mínimas. Por eso ahora el alcalde dice que las inversiones no llegarán en 2020 sino en 2021. Para el portavoz socialista hay que tener arte para hacerlo tan descaradamente y donde dije “digo”, digo “Diego”.

No solo las inversiones no se han impulsado, sino que tampoco pasan por un buen momento las otras dos patas de la lucha del ayuntamiento contra el coronavirus: las ayudas a hostelería y comercio, además de tardías, Cabezas no cree que se agoten y eso no deja de ser una mala noticia; y, por otro lado, las ayudas sociales, que tienen pendiente casi un millón de euros de entregar a las familias más vulnerables.

PLAN DE IMPULSO O COMO DAÑAR LA LINEA DE FLOTACIÓN DE LAS PEQUEÑAS INVERSIONES REALES. Cabezas ha preguntado por el inexistente plan de impulso que según él va a impedir invertir cinco millones de euros en pequeñas actuaciones. Sobre el plan de impulso y el remanente señala que se podrían invertir ahora mismo todos los ahorros, “los 60 ó 70 millones de euros que tengamos en los bancos. Todo el dinero se puede emplear desde el 6 de octubre, no existe ningún impedimento al tener suspendida la regla de gasto y de estabilidad presupuestaria. Los remanentes se acaban el 31 de diciembre pero pasan al siguiente ejercicio sin mayor problema por lo que no poner en marcha el plan de impulso es un grave error. Y recuerdo más, que el año pasado, en 2019, se podían haber invertido 10 millones de euros más y no se hizo”. No sacar adelante el plan de impulso supone para los socialistas dañar la línea de flotación de pequeñas inversiones muy necesarias para la ciudad.

CABEZAS URGE A SACAR ADELANTE EL PRESUPUESTO DE 2021. El líder socialista urge unos nuevos presupuestos para incluir muchas inversiones tras la suspensión de la regla de gasto. “Yo espero que el anexo de inversiones para 2021 no sea menos de 25 millones de euros, que con este tripartito no es garantía de nada y una cosa es presupuestar y otra muy distinta cumplir”, afirma Cabezas.

Y al igual que ya avanzaron los socialistas propuestas para el anexo de inversiones de 2020 y 2021 y un plan de impulso paralelo, también lo hacen para estos 25 millones de euros que esperan sea una realidad. Plantean una actualización en las avenidas Ricardo Carapeto y Carolina Coronado, puesta al día de San Atón, recuperación de zonas verdes y deportivas en Cerro de Reyes, construcción de un complejo deportivo en Ciudad Jardín, un millón de euros para actuaciones varias en la zona de la riada. Por todo ello requiere Cabezas hacer públicas cuanto antes las inversiones previstas, a ser posible consensuadas con vecinos.

CABEZAS QUIERE SABER LAS PRIORIDADES DEL TRIPARTITO. Cabezas quiere conocer la hoja de ruta del tripartito, sus prioridades y las propuestas a las que se obligan como estrategia. Para Cabezas esta carencia demuestra la falta de programa y alerta de la baja capacidad inversora del ayuntamiento, que “no hace falta que el Gobierno de España facilite ahora la capacidad para gastar más dinero, pues con lo que podía gastar antes este ayuntamiento no lo hacía, no cumplía con el tope y así está la ciudad de dejada”.

Sobre estas circunstancias ha querido destacar lo inservible que es Ciudadanos en el gobierno, pues este ir a salto de mata en inversiones ya era propio del PP y “si fallas en lo importante, fallas en todo los demás”. En este sentido el edil socialista ha lamentado el bajo perfil reivindicativo de Ignacio Gragera, que se ha acomodado en la retaguardia y que traga con todo esperando estoicamente su “entronización” como alcalde.

Ricado Cabezas asegura que Badajoz no merece este bloqueo y parálisis en el momento más delicado de nuestras vidas en mucho tiempo.

UNA GESTIÓN LENTA Y DESESPERANTE. Los socialistas recuerdan que si las inversiones prometidas en mayo han sido el cuento de la lechera, el Plan de Impulso se ha esfumado, el nuevo presupuesto no llega, hay otros proyectos cuestionados en su gestión: “la piscina de la margen derecha parada, La Galera pide más tiempo, las inversiones de la Estrategia DUSI van con año y medio de retraso, otras estrategias europeas acumulan grados de ejecución bajísimos, se tarda en desdoblar Pedro de Alvarado, no se termina la plaza de Santa Marta, se acaba la prolongación de República Dominicana 8 años después, el servicio BIBA desactivado, los terrenos del antiguo IFEBA sin vender, sin reglamento de Participación Ciudadana, ni Portal de Transparencia, se han perdido cinco millones en formación…”, detalla Ricardo Cabezas.