El portavoz socialista le dice al alcalde que está sirviéndose de su cargo para denigrar al ayuntamiento, le tacha de incoherente, que se aprovecha de lo público y de falsear la verdad a la ciudadanía.

Cabezas advierte al alcalde que Vox puede prescindir perfectamente de su concejal, pero si el alcalde no acata esa decisión estará fuera de la legalidad.

EL ALCALDE SE SALTA LA LEGALIDAD A SABIENDAS. Ricardo Cabezas ha afirmado con rotundidad que la jurisprucencia sostiene que “corresponde al representante legal de la formación política que presentó la candidatura la acreditación de la expulsión, no al propio concejal ni a sus abogados, siendo suficiente la notificación a la Secretaría General del Ayuntamiento para que proceda a tenerlo como concejal no adscrito, pues no exige la normativa en vigor ningún otro requisito, ni puede el Ayuntamiento cuestionar una decisión de una formación política, debiendo limitarse a acatar la decisión de aquella. Que un partido decida expulsar a uno de sus miembros siendo este concejal, corresponde a la vida interna de ese partido, sin que esto signifique injerencia en la actividad del Ayuntamiento. Ahora bien, que un ayuntamiento no acate la decisión de un partido está absolutamente fuera de la legalidad. Si un alcalde tiene conocimiento de que un concejal ha sido expulsado de su partido porque le ha sido formalmente notificado, y pese a ello opone obstáculos de toda índole para hacer efectivo el cambio de situación del concejal para pasar a concejal no adscrito, y además continúa destinando medios materiales, económicos y de personal que correspondían al grupo, además de acarrear a sus actos una posible nulidad, también estaría actuando bajo una posible prevaricación toda vez que está adoptando una resolución injusta, a sabiendas de que lo es, desoyendo a los legítimos representantes de la formación política que ha expulsado de sus filas al concejal, e incluso un posible delito de malversación de caudales públicos al destinar dinero de todos a fines para los que no están previstos, pues el concejal no adscrito no tiene acceso a los recursos previstos para los grupos políticos municipales”.

MEDIDAS QUE PONE EN MARCHA EL PSOE PARA IMPEDIR PAGOS ILEGALES. El Grupo Socialista ha dirigido diferentes escritos vía registro a la Secretaria General del Ayuntamiento de Badajoz pidiendo un informe sobre la situación de inactividad del alcalde. Los socialistas han trasladado escrito a la Intervención y Tesorería Municipal para impedir pagos indebidos a los excargos de Vox por no tener grupo Municipal desde el 27 de febrero. Igualmente presentarán escrito ante la Asesoría Jurídica. También lo han hecho ante el Tribunal de Cuentas advirtiendo de una más que posible malversación de fondos. Cabezas avisa que “si sale un euro de este ayuntamiento en pago a gente que ya no debiera estar en este consistorio, que no le quepa duda a nadie que automáticamente denunciaremos al alcalde por malversación de fondos públicos y por prevaricación al adoptar una resolución injusta, a sabiendas de que lo es”, sentencia Cabezas.

EL ALCALDE Y LA FELICIDAD DE LA CUADRILLA DE LOS 14. Para el líder socialista el alcalde de Badajoz se ríe de toda la ciudad en la manipulación que hace del tema de Vox, donde lo único que quiere es que todo siga igual y sus catorce concejales liberados sigan en su zona de confort. Le acusa de solo responder a sus intereses y no a los de la ciudad y por ello no merece ocupar el puesto que ocupa. Que si hoy estamos hablando tras 14 días desde que Vox anunció en el registro la expulsión de su concejal es porque el alcalde está obrando de mala fe y vaticina que “seguirá arrastrándose y entrando en contradicciones”. Le acusa de no haber consultado nada con las áreas correspondientes desde que llegó el primer escrito de Vox, fiándose más del abogado del concejal ultra, que de los funcionarios municipales altamente capacitados.

Ricardo Cabezas sostiene que Fragoso “quería ganar tiempo para ver si esto pasaba y la fiesta continuaba para la Cuadrilla de los 14, pues él sabe que desde el 27 de febrero Vélez es concejal no adscrito. Lo que está muy claro es que en los escritos de Vox a este ayuntamiento, esta formación no tiene por qué justificar por qué se quiere quitar de en medio a su concejal. Eso no lo dice en ningún sitio la Ley de Bases de Régimen Local. Le reto al alcalde a que me desmienta y me cite dónde lo dice”.

El portavoz socialista recuerda a Fragoso que entró en Ciudadanos Madrid la pasada legislatura para cargarse a Luis García Borruel y seguir en la alcaldía y  lo tacha de incoherente al pedir ahora que Vox no se entrometa en la vida interna del ayuntamiento.

Cabezas tiene clarísimo que serán los funcionarios municipales los que metan en razón al alcalde, aunque ya será tarde, y que en próximas fechas el también senador nos dará más muestras de adaptación a nuevas circunstancias y que algunas serán escandalosas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad