El portavoz socialista califica las medidas municipales adoptadas para estos colectivos como poco resolutivas y que no les ayuda a hacer “caja” en el momento más duro.

Ricardo Cabezas rectifica a Fragoso y le dice que su anuncio de solicitudes de veladores resueltas para el 25 de mayo sigue pendiente a viernes 29.

Para Cabezas el equipo de gobierno vive en una realidad paralela a la que viven los pacenses. Asegura que la realidad en la calle es muy dura y ante circunstancias excepcionales se necesitan medidas excepcionales, algo que no está proporcionando el Ayuntamiento.

CAMPAÑA PUBLICITARIA QUE LLEGARÁ TARDE. Una campaña que pidió el portavoz socialista hace semanas y que debiera ponerse en marcha una vez abierta la frontera (cuya previsión es a mediados de junio).Para el líder socialista, que esta campaña se desarrolle a partir de septiembre es una programación tardía. Esta operación publicitaria ya tenía que estar licitada con el plan de medios perfectamente decidido. El PSOE ha pensado en ello y considera que para ser una iniciativa potente debe rondar los 200.000 euros de inversión, además de la creatividad, y con el lema en positivo, “Badajoz segura”. Y es ahora, en junio, pues debe generar expectativas, pre aceptación, y sin duda seguir desarrollándose en el último cuatrimestre.

APOYO MÁS DECIDIDO Y VALIENTE AL COMERCIO Y HOSTELERÍA. Cabezas ha quitado relevancia a la campaña de regalar una hora de estacionamiento en diferentes aparcamientos. Ha recordado que la empresa Empark que gestiona los dos parkings privados ya tomó estas medidas hace días en todos los aparcamientos que gestiona en España y Portugal. Ha señalado que con esta iniciativa los hosteleros no hacen caja y ha criticado la desfachatez de que cuatro concejales se reunieran ayer, foto mediante,  para dar una bolsa con esos tickets al comercio de la ciudad. También ha cuestionado el importe de la campaña “Badajoz Emprende”, el mismo que hace dos años, sin atender a las especiales circunstancias actuales.

Ricardo Cabezas asegura que la hostelería y el comercio pacense necesitan saber ya qué ayudas directas van a tener. Afirma que “ya se conocen las de otras Administraciones y faltan las de este Ayuntamiento. En otros consistorios ya se han dado a conocer hace un mes, menos aquí. Llegamos tarde y mal”. Le parece incomprensible al portavoz socialista que el alcalde presuma de que son los primeros para otras iniciativas menores, aunque no sea verdad, y para las importantes como estas ayudas directas no tenga prisa, una demora que no entienden los socialistas. Además, Cabezas ha rectificado a Fragoso, y le ha espetado que aunque asegurara el alcalde que el 25 de mayo estarían resueltas todas las solicitudes de veladores (de más ampliación, o tramitaciones sin atender de 2019), hoy, a 29 de mayo no es cierto y sigue sin resolverse.

EL ALCALDE SIGUE NEGÁNDOSE A UN PACTO DE CIUDAD QUE OTRAS CIUDADES SÍ ALCANZAN. El edil socialista ha recordado que en Diputación de Badajoz o en Villanueva han alcanzado un acuerdo de unión entre grupos políticos para salir juntos de la crisis económica. Igual que en otras ciudades (como Madrid, Valladolid, Salamanca y muchas más), menos en Badajoz. Y Cabezas cree que esa animadversión no es a él, sino que es legendaria a todos los portavoces socialistas anteriores, que impidió cualquier acuerdo bueno para Badajoz. “Ustedes no se quieren sentar conmigo por su bien y yo me quiero sentar con ustedes por el bien de la ciudad. Ustedes no me llaman y nosotros somos propositivos con este Pacto de Ciudad. No me llaman, pero yo se lo reivindico” (a Fragoso y Gragera), sentencia.

TRES NUEVAS PETICIONES DEL PSOE. El Grupo Municipal Socialista ha reclamado hoy al equipo de gobierno que destine 300.000 euros para compra directa de productos de primera necesidad, bien para que los reparta el propio consistorio o sean cedidos a terceros. La segunda petición es ampliar el fraccionamiento del pago del IBI hasta febrero de 2021. Y, finalmente, Ricardo Cabezas le ha requerido a Fragoso conocer los decretos de Alcaldía sobre los costes y composición de todas las ayudas y medidas tomadas como consecuencia del COVID-19, pues no hay forma de conocerlo al no publicarse.